lunes, 27 de febrero de 2017

San Agustín de Guadalix (M). 25-2-2017 // 700 m


En este periodo del año, multitud de aves que han pasado el invierno en la cuenca mediterránea regresan a sus lugares de cría, fundamentalmente centroeuropeos, y en este sentido se perciben movimientos de mayor o menor intensidad según las especies. Esta circunstancia determina
que las prospecciones ornitológicas durante los próximos meses sean muy entretenidas e interesantes por la extraordinaria cantidad de individuos que atraviesan el territorio: primeramente los invernantes mediterráneos y a partir de abril y durante todo el mes de mayo los migrantes transaharianos. En este sentido, es recomendable no tener lejos los prismáticos durante los próximos meses porque en cualquier momento y en cualquier entorno se pueden presentar inesperadas observaciones.
Hacemos un recorrido de varias horas por las inmediaciones de una cañada que discurre al oeste del casco urbano, atravesando un hábitat muy fragmentado y con caserío disperso. Caminamos entre encinares y enebrales aclarados, densos matorrales, roquedos, baldíos, discretos sotos y campos de cultivo abandonados con diferentes frutales entre los que destacan los almendros (Prunus dulcis) ya cubiertos de flores y bastante concurridos de abejas (Apis mellifera) y alguna Xylocopa violacea.
Pero mientras muchas aves se encuentran en pleno viaje migratorio hay otras (algunas tan solo determinadas poblaciones) que comienzan ahora con su periodo de reproducción. Algunas especies han empezado a cantar recientemente: pinzones, currucas capirotadas, currucas rabilargas, herrerillos, reyezuelos listados... y otras como el mito están empezando a recoger materiales con los que hacer sus nidos o los han ocupado ya y se pueden observar sus cópulas, como en el caso de las cigüeñas.
Las observaciones de la jornada arrojan 47 especies de aves, pero lo que más llama la atención es el impresionante paso de más de 21000 grullas que se describe al final de esta entrada. A modo de referencia se dan unos datos aproximados del numero de ejemplares observados para cada especie; asimismo se indica si se han escuchado cantos (c) o si se han observado solo grupos en vuelo y por tandas (v) lo que permite intuir que se encontraban en viaje migratorio:

Perdiz roja (Alectoris rufa) 1
Cigüeña blanca (Ciconia ciconia) 1
Buitre leonado (Gyps fulvus) 20
Buitre negro (Aegypius monachus) 6
Águila imperial (Aquila adalberti)
Milano real (Milvus milvus) 3
Ratonero común (Buteo buteo) 4
Azor (Accipiter gentilis)
Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) 1
Grulla común (Grus grus) 21700 v
Gaviota sombría (Larus fuscus) 5 v
Paloma torcaz (Columba palumbus) 60
Tórtola turca (Streptopelia decaocto) 1
Abubilla (Upupa epops) 1
Pito real (Picus viridis) 2
Pico picapinos (Dendrocopos major) 2
Pico menor (Dendrocopos minor) 1
Alondra común (Alauda arvensis) 3 v
Totovía (Lullula arborea) 10
Golondrina común (Hirundo rustica) 4 v
Avión común (Delichon urbicum) 6 v
Petirrojo (Erithacus rubecula) 5 c
Colirrojo tizón (Phoenicurus ochuros) 2 c
Mirlo común (Turdus merula) 3
Curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala) 5 c
Curruca rabilarga (Sylvia undata) 2 c
Mosquitero común (Phylloscopus collybita) 4
Reyezuelo listado (Regulus ignicapilla) 3 c
Chochín (Troglodytes troglodytes) 1
Carbonero común (Parus major) 3 c
Carbonero garrapinos (Periparus ater) 1 c
Herrerillo común (Cyanistes caeruleus) 7 c
Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus) 3
Mito (Aegithalos caudatus) 2
Agateador común (Certhia brachydactyla) 3
Rabilargo (Cyanopica cooki) 30
Urraca (Pica pica) 5
Corneja negra (Corvus corone) 1
Cuervo (Corvus corax) 2
Estornino negro (Sturnus unicolor) 15
Gorrión común (Passer domesticus) 50
Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) 10 c
Jilguero (Carduelis carduelis) 5
Verderón común (Chloris chloris) 1
Verdecillo (Serinus serinus) 5 c
Picogordo (Coccothraustes coccothraustes) 1
Escribano soteño (Emberiza cirlus) 1 c

A partir de las 12,30 hora solar (13,30 h. oficial) se empiezan a escuchar los primeros bandos de grullas constituidos por grupos de alrededor de 150 individuos. Y como se detecta un flujo de aves muy superior al normal decidimos iniciar un conteo, si se quiere grosero, anotando grupos de cien en cien que acaban sumando 21700 grullas. El conteo se prolonga hasta las 15,00 h.s (16,00 h.o.) cuando lo tenemos que dejar para atender a otras obligaciones, en una fase en la que remiten decididamente la frecuencia de los grupos y el número de individuos. Las grullas se dirigen invariablemente hacia el este-noreste, aunque de vez en cuando inexplicablemente algún ejemplar "despistado" vuela en dirección contraria. 
El flujo, siempre muy escandaloso, en su periodo álgido, se presenta mediante grupos seguidos que alcanzan los 500-1000 ejemplares abarcando un frente bastante amplio. Muy frecuentemente se observan indecisiones en las que los bandos pierden su forma de uve característica para enzarzarse en espirales que duran varios minutos. También se aprecia un claro desplazamiento del flujo hacia el sur durante las dos horas y media que dura la observación; comienza rozando la vertiente sur del cerro de San Pedro y acaba pasando por la vertical del Soto de Viñuelas, al norte de la capital.

No hay comentarios: